Análisis FODA: qué es y cómo implementarlo en tu empresa


El análisis FODA es una herramienta que te ayuda para que puedas identificar y contrastar tus fortalezas y debilidades, contra las oportunidades y amenazas que depara el mercado. ¡Toma nota de ella!


Seguro que en tu entorno corporativo has escuchado el término «análisis FODA». En toda organización es importante mantener una evaluación interna y externa de lo que sucede, con el fin de establecer estrategias ante los retos o nuevas oportunidades de crecimiento. El análisis FODA es una herramienta útil para lograrlo.

Centrarse tanto en las fortalezas como en las debilidades de una empresa logra que los equipos de trabajo encuentren soluciones y estrategias para superarse. Los equipos que se enfocan en sus fortalezas son 12.5 % más productivos, ya que resaltar los aspectos positivos logra un mayor rendimiento por parte de los empleados, aumenta la rentabilidad y hace que todos los colaboradores se esfuercen más en conseguir mejores resultados.



Para determinar cuáles son los elementos que forman parte de tu empresa, será necesario que realices un análisis FODA que te ayude a desglosar los factores importantes y las acciones a emprender para mejorar el camino.

¡Comencemos!

¿Qué es el análisis FODA? Un análisis FODA (o DAFO) es una herramienta diseñada para comprender la situación de un negocio a través de la realización de una lista completa de sus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Resulta fundamental para la toma de decisiones actuales y futuras.

La matriz de análisis FODA es una herramienta muy valiosa para cualquier negocio, en tanto que da la pauta para conocer lo que se está haciendo bien y todo aquello que representa un reto actual o potencial.

¿Para qué sirve el análisis FODA? 

El análisis permite tener un panorama más amplio de la empresa, desde las ventajas competitivas hasta las dificultades que pueden afectarla. El FODA crea un diagnóstico certero y útil para detectar problemas internos y externos, determinar el curso que deberá seguir la compañía y brindar mayor conocimiento acerca de las características de valor del negocio, tanto a los miembros del equipo como a los nuevos talentos.

Estructura de un análisis FODA

El análisis FODA se divide en dos partes: interno y externo.

Análisis interno

En el diagnóstico interno se analizan las fortalezas y debilidades tomando en cuenta la estructura empresarial, la operatividad, la dirección y los aspectos financieros que influyen en el funcionamiento.

En este caso, las fortalezas son las características positivas de la empresa que sirven como inspiración o modelo a seguir. Son elementos diferenciadores y que hacen que la compañía se destaque del resto. En cambio, las debilidades son elementos negativos o puntos bajos de la empresa que pueden afectar en el cumplimiento de objetivos y dificultan la llegada de los resultados esperados.

Análisis externo

En el diagnóstico externo se analizan diferentes condiciones en las que su buen desarrollo no depende necesariamente de la empresa. Pueden presentarse como amenazas u oportunidades dependiendo del impacto que tengan en su operación. Algunos ejemplos podrían ser los factores sociales, ambientales, políticos o legales.

Las amenazas son aspectos negativos que afectan a la empresa y requieren un plan estratégico para prevenir o aminorar su efecto. Las oportunidades son las situaciones o elementos positivos del entorno que debe aprovechar, ya que de ello depende atraer mayores inversiones o beneficios para su futuro y crecimiento.

Comienza tu propio análisis FODA con los pasos que verás a continuación, pues así lograrás identificar los puntos centrales de tu negocio.

Cómo hacer el análisis FODA de tu empresa

  1. Crea un equipo de colaboradores

  2. Conoce los atributos de cada elemento del análisis FODA

  3. Identifica las fortalezas

  4. Determina las debilidades

  5. Describe las oportunidades

  6. Reconoce las amenazas

  7. Define las estrategias

  8. Haz una revisión final


Sigue estos 8 pasos para analizar a fondo tu compañía y sus productos:


1. Crea un equipo de colaboradores

Este grupo debe estar conformado por al menos un miembro de cada área de la empresa, desde el director hasta los vendedores más experimentados. Es necesario que todos los niveles de tu organización se involucren para que el análisis pase ante sus ojos y no se escapen algunos detalles importantes.


2. Conoce los atributos de cada elemento del análisis FODA

Antes de comenzar a detectar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas es necesario que sepas qué significa cada elemento. Esto te ayudará a clasificar de mejor forma las características de tu empresa.

En la siguiente infografía lo detallamos de forma sencilla:


Para hacerlo eficazmente, te recomendamos que cada elemento del FODA se evalúe por separado, a fin de que evites confusiones y tengas muy en claro la intención de cada punto y característica.


3. Identifica las fortalezas

Las fortalezas son los atributos de la organización, es decir, lo mejor que tienen como empresa. Los factores positivos ayudarán a crear oportunidades y tener una ventaja competitiva.

Tal vez tu fortaleza es que cuentas con un equipo de trabajadores muy experimentados o tienes la más alta tecnología a tu disposición. Estos factores te ayudan a diferenciarte de los competidores y te posiciona positivamente dentro del mercado.


4. Determina las debilidades

Las debilidades son los puntos débiles o negativos de tu empresa. Es importante que el equipo sea sincero para conocer todos los aspectos que podrían influir en la reputación o el crecimiento de la organización. Quizá no tienen un equipo especializado en atención al cliente ni llevan una estrategia de marketing digital, por lo que la información e interacción en sus redes sociales y sitio web son escasas o negativas.


5. Describe las oportunidades 

Las oportunidades son todos los factores externos que tu organización puede aprovechar para su beneficio. Estos elementos pueden ir desde la expansión a otras zonas o países, los convenios o estrategias con marcas más grandes, las ventajas en precios, hasta ampliar la lista de servicios o productos.


6. Reconoce las amenazas

Al igual que las oportunidades, este elemento también es externo a la empresa e incluye los aspectos que pueden detener el crecimiento de la organización. Algunos ejemplos podrían ser tener demasiados competidores del mismo ramo o las marcas emergentes en el mercado. 


7. Define las estrategias del análisis FODA

Cuando todas las características y puntos de la matriz FODA estén listos, es momento de pensar en las acciones siguientes para cada factor. Realizar este plan estratégico te ayudará a abordar las debilidades y amenazas, así como aprovechar las fortalezas y oportunidades.

Las estrategias se forman a través de diferentes enfoques:


Para hacer tus estrategias, tienes que pensar en la matriz como una relación de elementos. ¿Cómo equilibramos las cuestiones favorables y desfavorables de tu empresa?


La estrategia de fortalezas requiere un enfoque de éxito 

Por medio de lo que destaca en tu organización, deberás aprovechar las oportunidades. Además, piensa cómo podrías contrarrestar los aspectos negativos.


Ejemplo: si tienes un equipo de ventas capaz, pero careces de una estrategia de marketing, utiliza sus conocimientos en la interacción con los clientes al elegir los canales de comunicación más adecuados.


La estrategia de oportunidades requiere un enfoque de adaptación

Emplea tus áreas de oportunidad como una respuesta hacia tus debilidades o como una manera de actuar ante las amenazas.


Ejemplo: si tus competidores tienen más años de experiencia y prestigio en tu localidad, integra un equipo de expertos en marketing digital que te lleven a nuevos públicos.


La estrategia de debilidades requiere un enfoque de reacción

Mejora los aspectos que ahora son más débiles con ayuda de tus fortalezas y oportunidades. Así, evitas que el crecimiento de tu negocio se frene.


Por ejemplo: si tus ventas son constantes, pero solo usas medios de publicidad tradicionales como los anuncios por TV, es tiempo de crear una estrategia de marketing completa.


La estrategia de amenazas requiere un enfoque de supervivencia

Revierte las amenazas con ayuda de tus fortalezas. Son los componentes donde tienes la menor y la mayor influencia, respectivamente.


Por ejemplo: si surgen competidores nuevos y tu participación de mercado disminuye, pero tienes la mejor relación entre calidad y precio, es momento de que utilices ese elemento para atraer a más clientes y retener a los ya existentes.


8. Haz una revisión final del análisis FODA

Realiza una última revisión para confirmar que todos los elementos definen la situación actual de tu negocio. Por último, crea un esquema que ayudará a todos a comprenderlo sin problemas.



Ahora que ya conoces todos los elementos de un análisis FODA y sabes cómo llevarlo a cabo paso a paso dentro de tu empresa, estamos seguros de que encontrarás datos interesantes que quizá estabas pasando por alto.

Recuerda que los detalles harán la diferencia para el cumplimiento de tus objetivos, así como para establecer nuevos retos y metas que ayuden al posicionamiento de tu negocio.

¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel?

Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí!

15 vistas

© 2020 por Mama Mía 360

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube
  • White Instagram Icon
  • Twitter Icono blanco