Nuestro camino

Actualizado: ago 28


El sionismo religioso se ve comprometido a la Halaja y a la tradición judía, de acuerdo ‎a como nos fue entregada en el Monte Sinai y nos fue transmitida a lo largo de las ‎generaciones, desde Moshe nuestro maestro, pasando por la Guemara y el Shuljan ‎Aruj, llegando hasta los Rabinos de nuestra generación.‎


La relación al proceso Sionista


El Sionismo religioso ve el proceso de retorno a Tzion, que comenzó hace más de ‎‎100 años, como el comienzo de la concretización de la visión de nuestros profetas ‎sobre el retorno de las diásporas y la redención del pueblo. La creación del Estado de ‎Israel, fue uno de los regalos más grandes que dio Di-s al pueblo judío y nosotros ‎vemos en él “El principio de nuestra redención”. Los creadores del Estado de Israel, ‎incluso que no eran hombres que cumplían la Tora en general, tuvieron el merito de ‎cumplir una mitzva de la Tora, de acuerdo a las palabras del Ramban “Fuimos ‎ordenados heredar la tierra la cual entrego el Di-os elevado a nuestros patriarcas ‎Abraham, Itzjak y Iaakov y no abandonarla en manos de las naciones o dejarla ‎desolada”.‎

Iom Hatzmaut ( el 5 de Iar) y el día de liberación de Jerusalén (28 de Iar), en los ‎cuales tuvimos el merito de ver grandes milagros, fueron fijados por el Rabinato ‎Principal de Israel como días de fiesta y agradecimiento a Di-s, de acuerdo a la ‎determinación rabínica del “Maguen Abraham” (Shuljan Aruj, Oraj Jaim Siman 685, ‎seif Katan 5):”Pueden los residentes de una ciudad decretar que ellos están de ‎acuerdo y que es una obligación para ellos y para los que vendrán en las próximas ‎generaciones con pena de excomulgación a quien viole este decreto, de que deben ‎hacer Purim (día de festejo especial) en el día que ocurrió un milagro en la ciudad”. ‎

El sionismo religioso educa y encamina a cumplir las mitzvot de asentar la tierra de ‎Israel, hacer Alia y servir en el ejercito de defensa de Israel (Tzahal). Nosotros nos ‎vemos aun en la diáspora como ciudadanos fieles del Estado de Israel, los cuales ‎están en la diáspora temporáneamente.‎

Nosotros rezamos y le pedimos a D-ios, en cada Shabat y Shabat, “Defiéndela con tu ‎gran misericordia, extiende sobre ella la Suca de tu Paz, envía bendición y éxito a sus ‎gobernantes, ministros y consejeros”‎

La participación con la generalidad del pueblo de Israel‎


Con el comienzo del iluminismo (siglo 18), muchos judíos abandonaron, ‎lamentablemente, el cumplimiento de la Halaja. Entre los que quedaron ‎comprometidos a la tradición halajica, se formaron dos actitudes distintas:‎

Una actitud sostenía que hay que separar totalmente a las comunidades, los ‎religiosos vivirán en comunidades separadas y cerradas, para no ser influenciados por ‎otras ideas. Esta separación se expreso entre otras cosas a través de la forma de ‎vestir. Con esta actitud se desprendieron ciertas comunidades de la responsabilidad ‎Halajica hacia las otras partes del pueblo y se preocuparon solo por las comunidades ‎cerradas.‎

Nosotros nos identificamos con la segunda actitud, la cual sostiene que esta prohibido ‎separar al pueblo judío. Di-s no ama discusiones y separaciones y quiere a cada ‎judío. Nosotros creemos que tenemos que continuar cumpliendo la Tora y la halaja, ‎sin descuidar de aquellos que están lejos de la religión. Nosotros nos vemos ‎comprometidos a influenciar sobre al resto del pueblo y a acercarlos a la Tora. ‎

Somos parte integra y orgullosa del gobierno de Israel, del ejercito de defensa de ‎Israel (Tzahal), de la Agencia Judía (la Sojnut) y del resto de los organismos sionistas. ‎Nos vemos responsables en la Halaja hacia todas las partes del pueblo de Israel, ‎incluso de aquellos que no cumplen en forma declarada la Tora. En particular en ‎nuestra generación que es la segunda o tercera generación que crece sin haber ‎tenido la posibilidad de conocer la tradición religiosa. Invitamos a todo judío, a unirse ‎con nosotros y a sentirse inmediatamente parte integral de la comunidad.‎


‎Tora y Avoda


Vemos en la combinación de la Tora con el trabajo, la forma de vida ideal del pueblo ‎judío. Sin embargo tenemos también la obligación de preocuparnos y alentar a los ‎que se ocupen solo de estudiar Tora, de estudiar en Yeshivot para ser los maestros ‎de la Comunidad; pero este no es el camino para toda la comunidad, como dice la ‎Guemara (Brajot 35):”Muchos hicieron como Rabi Shimon Bar Iojai (que opinaba que ‎hay que ocuparse solo de estudiar Tora) y no tuvieron éxito”.‎

Sin embargo cada uno tiene la obligación de establecer tiempos para estudiar Tora ‎todos los días, de ir por el camino de la Halaja, pero también tenemos la mitzva de ‎sustentarnos y trabajar, tal como dice la Tora “y recogerás tu grano, y tu mosto, y tu ‎aceite”.(de acuerdo a Rabi Ishmael en la Guemara (Brajot 35) ‎

En especial el trabajo de la tierra en Eretz Israel, debido que trabajarla es una mitzva ‎especifica, no menor que ponerse tefilin y el resto de la mitzvot, como dice el Jatam ‎Sofer (suca 31) “el trabajo de la tierra misma en una mitzva....es como que dirías no ‎me voy a poner tefilin porque estudio la Tora? De la misma manera que no diga uno ‎no recolectare mis granos (mi cosecha) porque estoy estudiando Tora” ‎

‎ ‎

¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel?

Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí!

31 vistas

© 2020 por Mama Mía 360

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube
  • White Instagram Icon
  • Twitter Icono blanco