Positivismo Tóxico

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido cansados, agobiados, con un alto grado de malestar.


Hemos entrado en una batalla que no parece tener fin con nuestra mente, con esos pensamientos que no nos dejan en paz. Esos pensamientos cargados de negativismo que quisiéramos dejar de tener. 

Tratando de hallar la calma nos encontramos buscando la manera más práctica y rápida de eliminar estos pensamientos negativos. No ayuda el hecho de que hoy en día parecieran estar inundados de un positivismo extremo, en donde se promueve un positivismo constante, se rechaza cualquier pensamiento de malestar, de duda o de ansiedad, y más aún nos vemos rodeados de tips “sencillos” que nos aseguran una vida libre de pensamientos oscuros o negativos.

Consejos que, en lugar de ayudarnos, nos suelen confundir y hacer dudar de nuestros recursos por no poder ser tan “exitosos”, ”productivos” o “positivos” como deberíamos ser.

La verdad es que es imposible mantenernos siempre positivos. Es imposible dejar de pensar, es imposible dejar de percibir nuestra realidad de forma negativa en ocasiones. Y si bien es cierto, que esto afecta nuestras emociones y nuestra conducta, el tratar de tapar lo que está ocurriendo en nuestro interior es aún más dañino.

Si estamos pensando y sintiendo algo con relación a una situación es nuestro deber prestarle atención a ese mensaje que nuestro interior está tratando de darnos. Es posible que tanto nuestros pensamientos y emociones nos estén indicando que algo no está bien, que algo necesita mayor análisis, que necesitamos mayor claridad en un aspecto o simplemente que necesitamos mayor apoyo. En verdad hasta que no nos escuchemos no vamos a poder descifrar lo que nos desean decir.

Al intentar ignorar o reprimir nuestros pensamientos, sean cuales sean, nos estamos forzando a perpetuamente evitar, haciendo que las situaciones más intensas adquieran más fuerza y a que cada vez, nos volvamos más débiles, temiendole a lo que podemos pensar y sentir, por temor al malestar.

Así que, ¿Cuándo es el positivismo tóxico?

  • Cuando esconde lo que realmente sentimos.

  • Cuando el pensamiento no es realista, es decir, no hay evidencias que lo afirmen, solo es un pensamiento “positivo”.

  • Hace a un lado nuestras emociones. 

  • Nos hace sentir culpables y avergonzados tan solo por tener un pensamiento negativo.

  • Minimiza la experiencia emocional, al hacernos sentir que nuestro malestar “no es tan grave”.

Es importante tener en cuenta que al combatir nuestros pensamientos negativos no caigamos en un sobre positivismo descontrolado, sin ningún soporte ni evidencia, solo por alejarnos de lo que estamos pensando y sintiendo, y por cumplir con lo que se nos ha impuesto.

Entonces ¿Qué hacer con nuestros pensamientos negativos?

Primeramente, debemos dejar de luchar, dejar de evitar el pensar y verdaderamente tomar el tiempo de analizarlos.

Al hacer un análisis de los pensamientos que estamos teniendo, damos la oportunidad de hacer un ¡STOP!, y logramos reconocer qué parte es negativa; nos damos el chance de darnos cuenta en cómo pensamos y así podemos elaborar herramientas que nos permitan desmontar y modificar este tipo de pensamientos con mayor facilidad.

Podemos aprender a identificar y a expresar nuestras emociones. Tener en cuenta de que no hay emociones negativas. Todas tienen una utilidad, una razón de aparecer. Incluso las más intensas pueden ser unas grandes aliadas si les brindamos atención y un espacio. Manteniendo presente que nuestra voz vale, nuestras emociones valen y que lo que estamos sintiendo también es valioso y no ha de ser nunca reprimido.

Toma su tiempo y su esfuerzo, lo sé, pero te aseguro que el trabajar con tu mente es mucho más beneficioso que siempre entrar en batalla con ella. ¿Quieres llevar tu negocio/emprendimiento a otro nivel? Se parte del Éxito de Mamá Mía 360 Entra Aquí!

20 vistas

© 2020 por Mama Mía 360

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • Blanco Icono LinkedIn
  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de YouTube
  • White Instagram Icon
  • Twitter Icono blanco